EL TACTO

E l sentido del tacto nos permite sentir a través de nuestra piel. Podemos sentir calor, frío, dolor, suavidad y aspereza. El mensaje acerca de lo que tocamos llega al cerebro desde los nervios que están debajo de la piel. Las puntas de los dedos son más sensibles que otras partes del cuerpo, pues tienen más terminaciones nerviosas.

Los pequeños nervios de la piel mandan al cerebro el mensaje de lo que tocamos; los nervios terminan justo debajo de la piel.

El alfabeto Braille permite a los ciegos leer y escribir utilizando el sentido del tacto.

Cuando bebemos chocolate caliente, podemos sentir el calor a través de la taza.

Los pianistas usan el sentido del tacto para controlar el sonido. Pueden tocar fuerte o quedo, variando la presión sobre las teclas.

Si tocas una espina sentirás un pinchazo en tu dedo.